1+1

1+1 son dos

O quizá no. A veces 1+1 son dos, unidos en el amor de un día o de más de cincuenta años. Sin nadie más. Otras veces, 1+1 son muchos, porque el resultado es la suma de los otros miembros de la familia o porque 1+1 no es, necesariamente, igual a monogamia y hay parejas en las que caben más personas, con más amor o más sexo en la ecuación. Incluso, puede que 1+1 sume cero. Que cada uno esté solo aunque esté acompañado, que la rutina o la violencia o la pereza o el devenir del tiempo hayan matado la suma. Puede que esa suma nunca haya existido.

1+1 es un mundo. 

Nos emparejamos (y claro: también nos desparejamos). Es la forma más común de vínculo afectivo, ya sea elegido libremente o por acuerdos entre familias. Las ciencias naturales y sociales han intentado explicar el porqué. ¿Es la pareja un vínculo amoroso, un remedio contra la soledad, un contrato social, una predisposición biológica, una obligación familiar, una unión apasionada, un sitio seguro, un peso que ojalá nos quitáramos de encima, un mito romántico que urge dilapidar, un para siempre ficticio, un verdadero amor eterno, una elección libre, una preferencia condicionada, una cárcel, una esperanza, una familia, una sentencia de muerte, una aplicación en el móvil, una construcción cultural?

1+1 son 11 ciudades del mundo: 

Londres, Shiraz, San José, Ciudad de Panamá, Riga, Tallin, Helsinki, Ibiza, Roma, Marrakech y A Coruña. Durante 11 meses disparé con mi cámara a personas de más de 40 nacionalidades. 

1+1 son 11 parejas en cada una de estas 11 ciudades.

Mirad estas caras. Estas sonrisas. Estas miradas. Mirad la felicidad o la amargura, la juventud o las arrugas. Mirad las poses, naturales o impostadas. La frialdad. La indiferencia. La tristeza. El rechazo. Mirad también el amor, la sintonía, el compromiso. Mirad lo que no se ve a simple vista. 

-¿Podéis por favor miraros a los ojos el uno al otro?

Y el hielo se rompe. Salen las risas. Hay nervios. Algunos empiezan a hablar de su historia. Unos se atropellan contándola, a otros los atrapa un silencio incómodo. Una mujer posa, pero aclara que no quiere mirar a su pareja a los ojos. Él sonríe nervioso. Ella gira el rostro hacia el lado opuesto. Me despido y se quedan discutiendo. Otros se miran e inmediatamente se quitan los ojos de encima. Y están quienes se reencuentran y acaban entregados a besos tan apasionados que me voy en silencio, sin decir ni adiós.   

“Creo que llevábamos 25 años sin mirarnos a los ojos más de un segundo”, dice uno. Y se funden en un abrazo interminable. 

Hay una historia dentro de cada una de estas parejas. Unas son historias de amor del bueno. Otras son historias de parejas, aunque no de amor. Y algunas son auténticas películas de terror detrás de la sonrisa. Hay también aquí biografías compartidas que ya son parte del pasado: sus protagonistas se han separado o fallecido. 

“¿Estáis enamorados?”, les pregunto. “No”, aseguran los dos al unísono. “Después de 40 años juntos, claro que no estamos enamorados. ¿Pero qué vamos a hacer? ¿Separarnos? Imposible”, explica él. Y ella matiza: “Una pareja puede vivir sin amor, pero no sin respeto”.

Miradlas bien. 

Estas imágenes son un relato y también un espejo: de nuestras propias relaciones, de nuestras rupturas, de nuestros deseos, miedos y decisiones, de nuestra soledad, de nuestro pasado y quién sabe si también de nuestro futuro.

1+1 es siempre una historia. O varias en una. 

1+1 es un mundo.

Ivannia Salazar Saborío (Costa Rica, 1980)
Fotógrafa, periodista, esposa, viajera, mamá. 

Conversatorio:

"Y vivieron felices para ¿siempre? Relaciones de pareja, amor sano y mitos del amor romántico" con María Martín Barranco

Como actividad paralela a la exposición, el sábado 26 de mayo se llevó a cabo en Atlántica Centro de Arte un conversatorio abierto al público sobre las relaciones de pareja, el amor sano y los mitos del amor romántico (para amar hay que sufrir, los celos son amor, entre muchos otros) entre la fotógrafa y la licenciada en Derecho María Martín Barranco, especialista en Igualdad.

Una de sus áreas de trabajo es el análisis de las relaciones amorosas a través del programa de trabajo personal “Desmontando a Cupido”. Es colaboradora y tertuliana en diversos medios de comunicación de España y México, así como ponente en numerosas jornadas relacionadas con sus áreas de especialización. Le interesan muy especialmente los mitos del amor romántico relacionados con el cine y el material audiovisual infantil.

Según sus propias palabras: “Lo cierto es que, fuera de los cuentos, la mayor parte de las parejas no tienen una relación “feliz para siempre”. A veces ni siquiera feliz. Según muchos estudio los matrimonios, las parejas, no fracasan víctimas de incompatibilidades insalvables, sino de una falta de perspectiva a la hora de valorar qué es lo que construye una pareja que pueda durar en el tiempo. Un fallo, en definitiva, al descifrar el significado del verdadero amor”.

error: Content is protected!!

Pin It on Pinterest